Reforma Laboral

La Ley 20.940, que entró en vigencia en abril del presente año, modificó, entre otras cosas, el procedimiento de negociación colectiva, y restringió el actuar del empleador, prohibiendo, en resguardo de los derechos de los trabajadores, una serie de conductas que tendrán el carácter de desleales, entre ellas, el reemplazo de los trabajadores que hubieren hecho efectiva la huelga.

Como contrapartida, permite la determinación de servicios mínimos, con el fin de proteger los bienes de la empresa y prevenir accidentes, y garantiza al empleador su derecho a efectuar las adecuaciones necesarias para que los trabajadores no involucrados en la huelga puedan ejecutar las funciones convenidas en sus contratos de trabajo.

Leave a Reply